Las estrías son lesiones cutáneas que se forman cuando la piel se estira y las fibras de colágeno y elastina se rompen. Entonces sale esta cicatriz que llamamos estría. Son muy frecuentes en la pubertad, cuando se está creciendo, en el embarazo y en épocas que se gana o se pierde peso.

Al principio, las estrías son de color rojizo y con el tiempo evolucionan a un color blanco nacarado, esto es muy importante porque:

Si la estría es roja, significa que esta en la fase inicial y que todavía se conserva irrigación sanguínea y ahí es cuando debemos de actuar de forma rápida para eliminarla ya que todavía estamos a tiempo.

Si la estría esta blanca ya es mucho más difícil de eliminar.

¿Cómo detectarlas? A veces podemos saber incluso cuando van a aparecer, porque antes de que aparezcan la zona aparece sonrosada y puede aparecer picor y ardor, es muy importante hacerle caso a estas señales y tratarlo cuánto antes.

¿Cómo tratarlas? Las cremas hidratantes de uso diario no son suficientes, las estrías se forman en la dermis y no en la epidermis, por lo que una hidratación superficial no sería suficiente para tratarlas,  lo recomendable es utilizar una crema formulada con centella asiática, una planta medicinal regenerante, cicatrizante y reparadora que aumenta la producción de colágeno y elastina y mejorando la elasticidad de la piel.

Para ello contamos con dos marcas muy reconocidas que tienen todos estos componentes que necesitamos para eliminar las cicatrices:

Trofolastín antiestrías: probablemente esta marca ya te suena ya que es “la de toda la vida” y lleva muchos previniendo las estrías en embarazadas, aumenta la síntesis del colágeno, potenciando la elasticidad 

Suavinex crema antiestrías: aporta a tu piel la elasticidad que necesita gracias a la combinación de rosa mosqueta y centella asiática.

Ambas hay que aplicarlas 2 veces al día, una por la mañana y otra por la noche.

En el embarazo es muy importante la prevención, por eso es importante empezar a utilizarla en pecho barriga y muslos cuando te quedes embarazada, y utilizarla hasta 3 o 4 semanas después de dar a luz.