Tipos de piel y su tratamiento.

Piel normal: La piel normal no suele tener ningún síntoma desagradable, no tiene los poros visibles, ni brillos, granitos ni sensación de sequedad o tirantez. Este tipo de pieles son muy agradecidas a cualquier tratamiento.

Piel seca: La piel seca es una piel con falta de agua y de lípidos, por lo que es una piel más desprotegida que sufre mucho los cambios de temperatura, la polución… Son pieles propensas a la tirantez, al agrietamiento, descamación… pueden acompañar síntomas como picor, enrojecimiento, rugosidades…evita productos con alcohol.

  • Limpieza: formato adecuado leche limpiadora o aceite.
  • Hidratación: Utiliza un serum ya que llega a capas más profundas de la piel y una crema que aporte nutrición.
  • Tratamiento semanal: Aplica una mascarilla hidratante 1 o 2 veces a la semana.
  • Protección solar: Aplica un protector solar a diario el sol reseca la piel y hace que esta necesite más hidratación y nutrición.

Piel mixta/grasa: La parte sebácea se encuentra en abundancia, por lo que aparecen brillos, granitos, imperfecciones, poros visibles..

- La piel mixta sufre las imperfecciones y el exceso de sebo en la llamada zona T (Frente, nariz y barbilla) en el resto del rostro pueden tener otro tipo de piel, normal, o incluso seca.

- La piel grasa tiene los poros más visibles, en ella se acumula más cantidad de sebo, tiene granos, brillos, puntos negros, imperfecciones y un aspecto graso.

  • Limpieza: formato en gel seborregulador como vinopure (para pieles mixtas) o effaclar (para pieles grasas) regulan el exceso de sebo y desincrustan los poros.
  • Hidratar: Usa cremas hidratantes que no aporten grasa pero sí hidratación. 
  • Tratamiento semanal: utiliza dos veces a la semana mascarillas y exfoliantes que ayuden a desincrustar los poros y a reducir brillos y granitos.
  • Protección solar: Los granitos expuestos al sol pueden dejar marcas en nuestro rostro. Utiliza fusión wáter de ISDIN SPF50, no deja rastro en la piel. 

Piel sensible: Las pieles sensibles presentan una alteración en la barrera protectora, por lo que están más expuestas a agentes perjudiciales, que las irritan y sensibilizan. Pueden sentir quemazón, picor, enrojecimiento, sensación de cosquilleo…Elige productos de laboratorios especializados en pieles sensibles como La Roche Posay, Avene o Bioderma ya que necesitan productos con ingredientes sencillos y de alta tolerancia.

  • Limpieza: formatos sin perfume, sin conservantes… de alta tolerancia.
  • Hidratación: serums y cremas especiales para pieles sensibles, antirojeces y calmantes.
  • Tratamientos semanal: 1 o 2 veces a la semana aplicaremos una mascarilla hidratante calmante.
  • Protector solar: Las pieles sensibles están más expuestas a los daños provocados por el sol, utiliza un fotoprotector durante todo el año.

Ahora que ya sabes qué tipo de piel tienes ya puedes elegir tu tratamiento adecuado. Si aun así tienes dudas estaremos encantados de ayudarte a través de whatsapp 604 024 520 o Instagram @farmaciatedin