La temperatura corporal habitual oscila entre 36-37ºC.

Leer más
Termómetro digital thermoval  rapid  medición  rápida-

Termómetro Digital Thermoval

6,95 € Antes 9,95 € -3,00 €
TERMOMETRO ICO INFRARROJOS

Termometro Ico infrarojos Elena...

45,95 €
Termómetro Digital Flexible ICO

Termómetro Digital Flexible Ico

12,90 € Antes 15,90 € -3,00 €
Termómetro infrarojos iHealth

Termómetro Infrarojos iHealth

46,95 € Antes 63,95 € -17,00 €
¡Producto agotado! 😕
Envío en 24/48h

Atención personalizada

Envíos gratis a partir de 29€

Formas de pago 100% seguros

Filtrar por

Tipo de producto

No hay opción disponible en este grupo

Tipo de piel

No hay opción disponible en este grupo

Ingredientes

No hay opción disponible en este grupo

Marca

No hay opción disponible en este grupo

Textura

No hay opción disponible en este grupo

Rango de precio

0,00 € - 60,00 €

Tipo de Piel

No hay opción disponible en este grupo

Filtro Solar

No hay opción disponible en este grupo

Farmacia Online de Confianza

Comprar termómetros al mejor precio en Farmacia Tedín

En la farmacia Tedín encontrarás los mejores termómetros digitales y de infrarojos.

¿Por qué comprar un termómetro digital?

Modernos y fáciles de utilizar los termómetros digitales nos ofrecen una medida bastante exacta y fiable.

El termómetro mide la temperatura corporal  tras varios minutos –entre dos y tres– la muestra en una pequeña pantalla acompañada de un leve pitido.

Suele ser más exacta y rápida, pues indica cuándo se han terminado de medir los grados a los que se encuentra el cuerpo. Los termómetros digitales pueden medir la temperatura oral, rectal o axilar

Funcionan mediante pilas de botón y su carga suele durar bastante tiempo.

¿Por qué comprar un termómetro de infrarojos?

El termómetro de infrarojos nos permite obtener la información de la temperatura corporal de superficies como la frente o la sien, la sien es la más usada al estar irrigada por la arteria temporal. La  ventaja principal de los termómetros de infrarojos es que permite una medición sin contacto y en unos pocos segundos, esto lo hace perfecto para tomar la temperatura a bebés o niños en cualquier momento.

Es importante que que la lente del termómetro esté limpia para que la lectura sea correcta y lo más precisa posible.

Al acercar el termómetro a la frente debemos asegurarnos de que esta esté limpia y seca (en caso de que haya sudor lo retiraremos antes de acercar el termómetro).

Desde el consejo general de colegios oficiales de farmacéuticos se recomienda que el termómetro se encuentre en el lugar donde se va a efectuar la medida  de la temperatura como mínimo 20 minutos antes de ésta, y la persona a la que se mide la temperatura, 5 minutos antes.

¿Qué importancia tiene nuestra temperatura corporal?

Para que todos los procesos metabólicos funcionen correctamente necesitamos una determinada temperatura corporal. La temperatura corporal varía dependiendo de la persona, de su estado y de otros factores como el clima,la hora del día, la ansiedad, si ha realizado ejercicio intenso...

La temperatura normal puede variar de una persona a otra y puede variar dependiendo del lugar donde tomemos la temperatura.

¿Dónde es más precisa la toma de temperatura corporal?

La toma de temperatura en la boca y el recto nos dan una idea más precisa de la temperatura real del organismo, ya que el termómetro se aloja en una de sus cavidades (temperatura interna frente a temperatura externa axilar). En general, la temperatura rectal suele ser 0,5 ºC mayor que la oral y esta 0,5 ºC mayor que la axilar.

¿Qué temperatura corporal es normal?

Normalmente la temperatura corporal de una persona sana está entre 36.5 - 37.4 grados Celsius.

  • Temperatura normal: 36.5-37.4ºC
  • Febrícula: 37.3-en 37,9ºC
  • Fiebre: 38.1-39.4ºC
  • Fiebre alta: + 40ºC

Estos valores son una aproximación, siempre depende de las circunstancias de cada individuo, para una información más precisa consulta siempre con tu médico.

¿Cuándo es necesario acudir al médico?

Si la fiebre cursa con dolor de cabeza, dolores corporales, fatiga, escalofríos, indigestión como diarrea y vómitos, latidos cardíacos rápidos y / o alteración de la conciencia.

La fiebre alta que persiste por más de un día y que no baja con paracetamol debe ser tratada por el médico.

Si sufres somnolencia, confusión o convulsiones febriles.